Red de amig@s unidos por el arte.

29 may. 2017

Mujer de Sal



 En algún amanecer se habrán diluido en el vientre del mar ...  el amor y el miedo. Leticia ©  




                



Caligrafía de sal I






Caligrafía creadora 
a través de
fino hilo negro
Penetrar la realidad
y colgar de la arista
de una estrella
la cabellera del sol
Aromar el tiempo
con esencia de
pétalos de rosa
y atrevernos
a deshilar
la urdimbre
que ampara
el esplendor del vacío

Leticia.©



Caligrafía de sal II









Soy un palimpsesto atávico
y he poblado el universo
Me gesté en una bolsa de sal y agua
salí en torrente al paraíso incierto
 

Hoy mi lengua de Eva
lame el salobre estero

El miserere de mi llanto
va por el aire
y mis lágrimas

saladas desdibujan
mis labios
Pero ...  sigo aquí
dolida
esperando al hijo
que se gesta ingenuo
en la bolsa salobre
lar de la revelación
eje y centro de mi cuerpo
mi vientre de sal
Hoy remojo en mi llanto
mi cuerpo de sal
Siglos de tanta sal
me cansan...
Leticia  ©
Imagen de la red.



Caligrafía de sal III


Palabras de sal han marcado mi cuerpo
Me han vendido por un salario de miedo 






Hay sal en mi melena y entre 
los dedos del viento 
Sal mojada por la brisa de la bóveda marina 
Sal  que brilla en mi boca 
Sal en mi perfume de mujer agridulce 
Sal que brilla en nuestra piel después de nuestro encuentro 
Sal con sabor  de arrecife
Sal de ser y no ser en un cotidiano mediodía
Sal en mi sonrisa iluminada por un sol negro
Sal revuelta entre arena de cristales perfectos
Sal en el socavón que brilla con luz del hambre del minero
Sal en mi vientre... lar de amor y esperanza 
Sal en una lágrima azul por tu prolongada ausencia 
Sal en el milagro del pan y el vino 
Sal y sol en mis huesos 
Un grano de sal atrapado en mi lengua sabe a ti, dulce compañero. 
Leticia©

Imágenes de la red.

2 comentarios:

Julie Sopetrán dijo...

Un placer adentrarse en la sal de los versos que nos transmites. Bellísimo, como siempre añorando tus versos y por fin, leyéndote. Felicidades amiga por esta aportación. MI CARIÑO, SIEMPRE.

Leticia Garriga dijo...

Julie, me alegra mucho que vinieras. He tratado de dejar comentarios rn algunas de tus entradas (haikus), pero no los sube, lo he hecho de manera "amigos" y "publico" y nada.
Te comdnto q estoy sumsmente ocupada en quehaceres de diersa índole y casi no me quedactiempo para mi blog, ni el de los amigos.Pronto me comunico.Me acompaña en mi tocador, tu precioso regalo.Un gran abrazo poeta ,hasta Hita, España.