Red de amig@s unidos por el arte.

23 ene. 2015

Soy Caligrafía de sal ...



 En algún amanecer se habrán diluido en el vientre del mar ...  el amor y el miedo. Leticia ©  




                
Caligrafía de sal I
Texto que vuelvo a publicar

Caligrafía creadora 
a través de
fino hilo negro
Penetrar la realidad
y colgar de la arista
de una estrella
la cabellera del sol
Aromar el tiempo
con esencia de
pétalos de rosa
y atrevernos
a deshilar
la urdimbre
que ampara
el esplendor del vacío
Leticia.©



Caligrafía de sal II
Texto que vuelvo a publicar.

Soy un palimpsesto atávico
y he poblado el universo



Me gesté en una bolsa de sal y agua
salí en torrente al paraíso incierto
 

Hoy mi lengua de Eva
lame el salobre estero

El miserere de mi llanto
va por el aire
y mis lágrimas

saladas desdibujan
mis labios
Pero ...  sigo aquí
dolida
esperando al hijo
que se gesta ingenuo
en la bolsa salobre
lar de la revelación
eje y centro de mi cuerpo
mi vientre de sal
Hoy remojo en mi llanto
mi cuerpo de sal
Siglos de tanta sal
me cansan...
Leticia  ©
Imagen de la red.


Caligrafía de sal III

Palabras de sal han marcado mi cuerpo
Me han vendido por un salario de miedo 


Hay sal en mi melena y entre los dedos del viento 
Sal mojada por la brisa de la bóveda marina 
Sal  que brilla en mi boca 
Sal en mi perfume de mujer agridulce 
Sal que brilla en nuestra piel después de nuestro encuentro 
Sal con sabor  de arrecife
Sal de ser y no ser en un cotidiano mediodía
Sal en mi sonrisa iluminada por un sol negro
Sal revuelta entre arena de cristales perfectos
Sal en el socavón que brilla con luz del hambre del minero
Sal en mi vientre... lar de amor y esperanza 
Sal en una lágrima azul por tu prolongada ausencia 
Sal en el milagro del pan y el vino 
Sal y sol en mis huesos 

Un grano de sal atrapado en mi lengua sabe a ti, dulce compañero. 
Leticia©

Imágenes de la red.

24 comentarios:

Ío dijo...


Que bello todos, Leticia, "En algún amanecer se habrán diluido en el vientre del mar ... el amor y el miedo.", me encanta¡¡
Gracias por tanta belleza que compartes, poeta, mi agradecimiento por tu poesía.
Un abrazo grande

m.

Conchi dijo...

Hola Leticia, tu poesía es todo un merecido homenaje a la sal, las fotos preciosas.
Un abrazo.

Leticia dijo...

Ío , qué alegría que me acompañes en esta travesía, siempre entre tormentas. Un placer el gozo de tus creaciones y amistad. Besos y abrazo fuerte.

Leticia dijo...

Conchi, gracias por tus palabras y tiempo. Un gusto tu comentario.

ReltiH dijo...

TUS LETRAS TIENEN BRISA...!
BESOS

Leticia dijo...

Un abrazo Reltih, lo llevará la brisa hasta ti.

Loli Salvador dijo...

Querida Leticia, mujer con salero. O somos la sal de la vida o la sal infecunda y estéril. Vamos a darle la interpretación buena, dicen que la sal en la herida, escuece y lo que escuece, cura.
Un beso grande en esta tarde de domingo.

Leticia dijo...

Loli, siempre buscando el lado bueno de las cosas,posición que convierte en fortaleza cualquier salación o mala sal.. que impida la buena suerte. Besos de sal querida amiga hasta la bella Zaragoza.

Mavi en blanco dijo...

Pero la sal es tan importante en todo¡¡¡
tu tienes al escribir la sal a "puñaos"
un beso
Mavi

Leticia Garriga dijo...

Maviii y olé!! Me ha "encantao" tu expresión para mi jeje. Por cierto, el "salario", se inicia así,como pago con sal a los trabajadores. Besos bonita.

Taty Cascada dijo...

Sal en los ojos y en la arena de los mares. Sal en el desierto y en las rocas de los volcanes. Sal que alimenta y se libera en los cuerpos al sol.
Precioso Leticia. Los tres son un todo.
Un abrazo inmenso.

Leticia dijo...

Sal-udos cariñosos querida Taty. Siempre contigo.

Fina Tizón dijo...

Un gusto para mí leer estos poemas repletos de belleza y que, al mismo tiempo, tanto ilustran, querida Leticia.

Abrazos, siempre, poeta

Fina

Leticia dijo...

La sinceridad, sensibilidad y afecto de una amiga ¡es un tesoro en la vida!
Privilegiada soy al sentir que me tiendes tu mano desde hace ya varios años.Gracias Fina por compartir conmigo la riqueza que de ti emana... poeta amiga.

Carlos Augusto Pereyra Martínez dijo...

Siente uno lo telúrico y gestador, ebullición estas caligrafías, que desembocan en la escritura de la sal, hecha metáfora para tantas angustias, amores, humedades. Cuánto puede la sal, metáfora, figuración de sentimientos y emociones. Me entusiasman estos versos sobre la cal. UN abrazo grande.
PD: NO sé por qué no puedo comentar a Leticia Garriga, pues no encuentro sus poemas. Un abrazo desde estos afectos. Carlos

Leticia dijo...

Carlos, no me ha quedado claro la última parte de tu comentario, la que se refiere a " ... por qué no puedo comentar a Leticia Garriga ... "

Amigo, en qué parte deseas hacer el comentario o dónde no se ves mis poemas.

Gracias por tu siempre alentadora opinión de mis escritos, te dejo un abrazo amigo poeta.

Julie Sopetrán dijo...

Tus poemas vienen del mar...
Precioso! Un beso.

Leticia dijo...

Julieee, gracias por pasar y comentar, siempre se te extraña. Sí, el mar es el vientre de la vida... querida poeta y hermosa persona.

PEPE LASALA dijo...

En esa caligrafía de sal hay magia, encanto y luz. Preciosas letras Leticia. Un fuerte abrazo y buen fin de semana. @Pepe_Lasala

Leticia Garriga dijo...

Un placer tu visita y palabras Pepe. Saludos.

Marinel dijo...

Ufff, como me ha gustado esta tu caligrafía de sal. Marina por sus vertientes, oleada por tus manos en las que como gaviotas se posan tus sentimientos que hacen de magníficas brújulas de tus versos llevándolos directos al corazón y a ese final de apoteosis donde reside él...
Repito: preciosos
Más besos.

Leticia dijo...

Marinel... un placer leer tu comentario. Gracias por tu lectura y por escribirlo con la elocuencia que te caracteriza. Besos muchos bonita.

Carlos Augusto Pereyra Martínez dijo...

Voy a Leticia Garriga, y no aparecen tus poemas, de modo que cómo dejarte un comentario,hermosa.
Carlos

Carlos Augusto Pereyra Martínez dijo...

Voy a google y tus círculos de Leticia garriga, y estás ahí, pero no aparecen poemas tuyos, sino de otros, y me apena no poder dejarte un comentario.Un abrazo. carlos