Ballena. Dominica Ahumada Medina. (11 años) © copyrigth.

Red de amig@s unidos por el arte.

16 oct. 2014

Palabras y Tiempo. Recordando esqueletos.


 Para empezar, les comento que estos temas son bravos, es decir difíciles de digerir y abordar, lo será siempre el tema de la muerte. No espero muchos comentarios. En los blogs, la brevedad es muy apreciada. Entre menos más, es decir que entre más corto es el desarrollo del tema, más lectores lo atienden. Así que realmente no espero ningún  comentario. Lo que sí logro en este,  es satisfacer mi gusto por escribir. Leticia. 

El mes de noviembre esta dedicado a los niños/niñas y adultos que ha fallecido, estableciéndose como una tradición en  México. Los recordamos el primero y dos de noviembre. Nos acercamos a ellos festejándolos y ofreciéndoles flores de color anaranjado o amarillo brillante, su corola es rellena. Es  llamada cempasúchil o cempaxóchil, es "la flor de muertos". Ella florea en este tiempo. Se les ofrece a nuestros difuntos las llamadas ofrendas, se hacen sobre una especie de altar, el que tiene las preferencias de los difuntos en vida respecto a comida, música, flores, bebidas, en fin, se ofrece todo lo posible para tenerlo contento en su día. Pronto subiré imágenes  de todo esto, hasta la receta del famoso pan de muerto, una costumbre como regalo de parte de los vivos. Muy rico por cierto.    

 Hoy ofrezco una de las obras que son herencia para la humanidad, una de aquellas cuyo tema ha sido plasmado en  pintura, grabado o dibujo y en el que las calaveras son un personaje. 

Tuve la oportunidad de estar en Suiza, hace algunos años, me impacto hasta hoy, que el puente de madera sobre el río Reuss, tuviera pinturas realizadas sobre madera, muy bellas. Especialmente recuerdo  algunas con temas de calaveras  en movimiento. Hoy les ofrezco una de las más de ciento once pinturas que tiene este precioso puente, son estampas de la historia de la ciudad. Varias de las actuales, son reproducciones de las originales perdidas en el incendio de 1993.


Datos del puente. 

El Puente de la capilla,  Kapellbrücke o Kapell, tiene 204 metros (no exactamente) de largo y une las dos riveras de la ciudad de Lucerna, en Suiza.  Fue construido en 1863 y ha sufrido graves daños, en 1993 se quemaron muchas de sus pinturas porque una embarcación bajo el puente se quemó y se extendió el fuego. Hoy ya restaurado, es una de las atracciones mas importantes de esta bella ciudad.

Imagen. Pintura sobre madera de forma triangular. Son esqueletos y parecieran armados, algunos con escudos. Su autor es del siglo XVII,  Hans Wägmann. Nace en octubre 1557 y muere en   Zürich-1627  Luzern.

Redacción de datos. Leticia. 

6 comentarios:

Julie Sopetrán dijo...

Me gusta mucho tu prosa sobre la muerte, y si, este tema en España no es muy popular, como allá, nos da miedo la muerte y si yo no hubiera conocido las celebraciones mexicanas ahora no estaría hablando de Ella.
Me haces recordar el cempaxóchil, las ofrendas, la comida, la música, las bebidas y todo para recibir a los visitantes del otro lado... Todo me ha cambiado la idea de la muerte, Leticia. Y agradezco tus letras. Besos.

Leticia dijo...

Pues la verdad nadie en su sano juicio quiere morir. Aunque hay casos en que la muerte... es la puerta a probar para dejara de sufrir. Así las cosas, ha sido y será un tema maravilloso, recordemos a Shakesperare por ejemplo en Macbeth. Preparo una entrada de "El Llano en Llamas" de Juan Rulfo.
Besos Julie querida.

Julie Sopetrán dijo...

Me encanta ese tema, ¿sabes que lo conocí en persona? Fue a dar una conferencia en Stanford University cuando yo estaba estudiando y asistí a su conferencia... él se alojaba en la casa de una amiga mía, y charlamos por largo rato, de las dos Guadalajaras, de los paisajes, de allá y de acá... Era tan sencillo, tan amable... tengo precisamente su libro "El llano en llamas" dedicado por él. Leeré tu entrada con placer. En su conferencia él dijo que prometía no volver a escribir sobre la muerte, y no pudo cumplir su deseo porque al poco él murió. Lo recuerdo muy entrañablemente.

Carlos Augusto Pereyra Martínez dijo...

Un tema álgido, pero inevitable. UN abrazo. Carlos

Leticia dijo...

Carlos,lo es. Un gran abrazo.

Leticia dijo...

Julie, es un privilegio tener un libro dedicado por su autor y en este caso... Juan Rulfo,es en tu biblioteca uno de tus tesoros.. Beso.