Red de amig@s unidos por el arte.

1 oct. 2014

Palabras y Tiempo. Añoranza


Como beber una taza de flores sin agua 
Así de irreales me envuelven los recuerdos de mi infancia 
Como si pudiera ser feliz hoy, al recordar ese ayer. Leticia.

Imagen de la red.

18 comentarios:

Kasioles dijo...

¡Ay, mi niña!
Yo ya no sé si será el Otoño, pero la nostalgia llega y tenemos que abrirle la puerta a nuestro corazón para que, esos sentimientos alados, puedan llegar a los más apartados rincones y vayan dejando surcos de amor.
Las imágenes que acompañan a tu entrada, son espectaculares y de un gusto exquisito ¡así tienes que ser tú!
Cariños.
Kasioles

Marinel dijo...

Yo creo que sí se es feliz recordando según qué ayeres...
Si son instantes o etapas de felicidad, se llega a sentir por un momento aquello y te bebes los recuerdos con o sin agua y absolutamente floreados...
:)
Besos.

AMBAR dijo...

Nostalgia y recuerdos de una infancia pasada, que bellamente se refleja en tus letras de hoy.
Tendrás que perdonar Leticia, no poder pasar más seguido.
Desde un espacio ajeno al de siempre
En este tres de octubre, dejo mis mejores deseos para hoy y siempre
Miles de gracias desde y con el corazón.
Tan pronto mi ordenador esté arreglado
Te volveré a visitar.
Un gran abrazo.
Ambar

Ío dijo...


Que hermoso, Leticia, me dejaste la piel manchada de melancolía y nostalgia. Morriña.
Buen día para ti, poeta, que tus recuerdos nunca te abandonen, es tu vida.
Abrazos

m.

Leticia dijo...

Kasioles, ojalá y cuando vuelva a España podamos disfrutar de una charla de sobremesa. Gracias bonita amiga.
Un abrazo con mi admiración por ti y mi afecto.

Leticia dijo...

Marinel, te comento que mi hermano sufrió un derrame cerebral, del que se ha recuperado milagrosamente, poco hace de lo que era su vida. Hoy vivimos muy lejos. Ahora que puede hablar y recordar, nos pusimos a cantar una canción por medio del teléfono, canción que nos gustaba cuando éramos niños. Un puñal en mi corazón que no se quita. A pesar del canto y los recuerdos. Besos

Leticia dijo...

Ambar, quisiera tener tiempo sólo para visitar a mis amigos. Apenas me robo minutos para hacerlo. Voy a procurar alguna nueva rutina para poder visitar y enriquecerme con la lectura de los talentos de muchos de los que compartimos esta comunidad de blogs.Tú una de ellas.
Siempre estas presente como Loli.
Un abrazo bella señora.

Leticia dijo...

Recordar es vivir, dice alguna conseja por ahí. Ío, los recuerdos a veces tortuosos o con un halo de misterio como un sueño encantado a veces nos abrazan ... Sí, nos permiten sonreír o ver llover desde adentro desde nuestra mirada.
Un abrazo querida Monserrat.
Tan deslumbrante y cálida como Ío.

Tania Alegria dijo...

Paso para dejarte mi abrazo cálido, con admiración y afecto. Fue un gusto estar en tu página y leerte. Suma y sigue, amiga.

Leticia dijo...

Recibo con alegría tu visita querida Tania. Un honor tus palabras y amistad ante todo.
Te abrazo fuerte.

Fina Tizón dijo...

Es cierto que los recuerdos no alimentan nuestra realidad, pero sí nuestro espíritu en muchas ocasiones, querida Leticia; sobre todo a quiene somos nostálgicos por naturaleza.
Besos mil para ti
Fina

Leticia dijo...

Cierto querida Fina. Siempre serán el tesoro que logre que la sonrisa o las lágrimas afloren en nuestros ojos.
Te abrazo amiga.

Julie Sopetrán dijo...

Hermoso, hermoso, Leticia, leyendo tu poesía, se bebe el néctar más puro. Recuerda todo lo bueno para que no se pierda ningún sabor... Besos , amiga.

PEPE LASALA dijo...

A veces la nostalgia llega en forma de recuerdos Leticia, nos lleva a la niñez, a otro tiempo, a otro aroma diferente que nos produce un cosquilleo en el estómago. Me ha gustado mucho amiga. Un fuerte abrazo y buen fin de semana. @Pepe_Lasala

Leticia dijo...

Julie, muchas gracias por tus palabras amiga querida. Un gran abrazo

Leticia dijo...

Pepe, eres de las personas que sueñan con ideas que se vuelven realidades. Un placer siempre pasar por tu Blog. Un abrazo y feliz fin de semana.

Loli Salvador dijo...

Ese plato estalla en un prodigio, me sentaré sola a la mesa para aspirar profundamente el olor floral de un recién iniciado otoño. Ni el tiempo consigue arrebatarnos, ese pasado que es sólo nuestro.

Un beso, amiga Leticia.

Leticia dijo...

Mi querida amiga zaragozana.Una alegría siempre ver tu carita bella y contenta.
No cabe duda el espíritu es lo que nos hace ver o soñar.
Besos Loli