Ballena. Dominica Ahumada Medina. (11 años) © copyrigth.

Red de amig@s unidos por el arte.

6 sept. 2014

Palabras y Tiempo. Huida




Huida



En mi encierro 
me cobija la certidumbre 
de su indiferencia  
desde su huida 

Hilvanada en mi contorno
hoy me define
brutal añoranza 

El recuerdo del esplendor 
piel a piel es mi tortura 

Aquí sigo en la oscuridad
estoy en brazos 
de mi fiel amante... el desamor. 

Leticia ©

Imagen de la red

10 comentarios:

Fina Tizón dijo...

¿...y por qué no mirar desde un punto de vista positivo el desamor, querida Leticia? es cuestión de pensar que cuando el desamor llama a la puerta es porque previo a él, hubo un GRAN AMOR que nos hizo feliz, que nos llenó hasta saciarnos, que nos dió la vida, que nos lo dió todo, y eso es algo que permanece para siempre en nosotros. Los buenos y los malos momentos forman parte del recorrido del ser humano; se abren puertas y también se
cierran , esas puertas que se abren, esas donde la luz alumbra son las que debemos alimentar.

Besos, amiga poeta

Fina

Leticia dijo...

Fina querida, me ha fascinado tu punto de vista de este texto. Una opción balanceada y positiva ante una situación así.
Afortunadamente no es una situación personal, es un poema que dice lo que muchos hemos vivido quizá alguna vez.

Un placer tenerte como lectora y amiga.
Mi cariño poeta.

ReltiH dijo...

UFFFF, UN CIERRE INESPERADO.
BESOS

Leticia dijo...

Espero que el amor siga envolviendo tu vida estimado Adolfo. Un placer

Carlos Augusto Pereyra Martínez dijo...

Bastan tan pocas palabras, para lirizar el desamor, de manera bellamente poética. Un abrazo. Carlos

Leticia dijo...

Un honor siempre tu comentario y visita Carlos. Un beso

Marinel dijo...

Un hermoso poema en el que es imposible huir de la tristeza.
Abrazo fuerte.

Leticia dijo...

Cierto Marinel...
Mi afecto.

Julie Sopetrán dijo...

La tristeza debe hacernos más fuertes y el desamor... más amante. Tu poesía es Amor.

Leticia dijo...

Sea querida amiga. Un abrazo fuerte