Ballena. Dominica Ahumada Medina. (11 años) © copyrigth.

Red de amig@s unidos por el arte.

3 may. 2014




El sentimiento que nos aísla de todo, aquel sin nombre específico que sacude el alma y estremece el cuerpo; se apodera del artista desde cualquiera de las expresiones creadoras e imperioso lo abarca adquiriendo presencia sobre un tablado, papel, un lienzo, arcilla, la palabra, instrumento musical o cualquier material diría yo. Es la poderosa fuerza que conmueve y cimbra el alma de los que compartimos el oficio de crear y encontrar placer en el misterio que nombramos arte y su expresión para mi, intemporal. La obra atraviesa el tejido argentado del instante de la creación y permite trascender al artista, ya no es suya esa creación, es un fractal en el alma de quién se encuentre con ella.  

Saludos colegas, he vuelto. leticia.

Imagen. Poeta y artista berciano Juan Carlos Mestre.

18 comentarios:

Taty Cascada dijo...

Intentar definir ese instante, ese sentimiento que nos provoca y nos aleja del resto, es complejo. Sucede tanto en los ojos, en las manos que se incrustan en la arcilla, hunde los dedos en la pintura "para sentir su latido". Es tanto lo que sucede, que el cuerpo deja de ser el envase que recibe un traje para ocultar lo que está detrás. A veces pienso que pintamos, escribimos, trabajamos la arcilla con la única finalidad de gritar lo que somos en este mundo: Seres malditos y privilegiados. Seres con una chispa divina y otra que nos destruye...La creación nos devuelva el espíritu errante, sin embargo nos condena a su devoción, porque seremos lo que somos hasta el último respiro en esta tierra.
Es bueno siempre leerte querida Leticia.
Abrazos desde mi otoñal Santiago.

Taty Cascada dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
Leticia dijo...

Taty, gracias por tu lectura, ya visito entre hoy y mañana a los/las colegas. He terminado dos libros. Veremos que pasa, espero para fin de mes poder presentarlos, sino en octubre por lo pronto están listos.

Un abrazo y mi admiración de siempre querida pintora y poeta.

ReltiH dijo...

ES DEFINITIVO: ERES OBRA.
BESOS

Ío dijo...


Muy cierto, Leticia, lo que escribes.
Te agradezco este bello instante de pensamiento, y también a Taty, por su profundo y hermoso comentario.
Un placer venir, poeta, te felicito por tus hijos de papel.
Que muchos ojos los lean y sientan adentro, se emocionen al leer.
Un abrazo

m.


Julie Sopetrán dijo...

Ratifico lo que dice Taty, Adolfo y también Ío. Y me alegra volver a leerte, Leticia. Un abrazo.

Leticia dijo...

Adolfo, Ío, Julie.Un gusto ser su lectora y tener la certeza de nuestra comunión a través de la lectura de nuestras palabras plasmadas en hojas.
Un abrazo.

*Por cierto hoy es el último día de cuatro días de asueto en todo el país. Horror.

Kasioles dijo...

Se te echaba de falta.
Ese sentimiento que te mueve a escribir, lo transmites a cada uno de los que te leemos, es algo fantástico, tiene magia, vuela sin alas y llega muy adentro.
Te dejo cariños en el corazón.
kasioles

Leticia dijo...

Kasiloes, me debato entre el cielo y el infierno con la enfermedad que acaba lentamente con mi único hermano. Eso de que el dolor inspira, en mi caso cuando menos... no ha sucedido. Al contrario, estoy austera. Quizá después se vuelque en palabras lo que me hace falta decir...

Un abrazo amiga querida.

BEATRIZ dijo...

Bienvenida de vuelta a la virtualidad Lety. Ya te extrañaba.

Parece que vienes con fuerza filosófica, de esa que nos deja para pensar un ratote.

Saludos y un abrazo.

Leticia dijo...

Bea, aquí estoy, pero tengo muchas actividades encima, alguna triviales, otras enérgicas e inaplazables. Pero me doy tiempo, no el que quisiera para visitar a todas/dos y seguir enriqueciendo mi vida con su amistad virtual como bien dices... te cuento que voy a conocer a tres de mis amigos del blog, quizá a cuatro ya veremos. Un abrazo fuerte querida Bea bonita.

Fina Tizón dijo...

Yo, que soy tan sólo una aprendiz de las letras; no me considero escritora ni poeta, ni mucho menos, estoy a años luz de ello, me siento una alumna que le encanta escribir, que disfruto, que compongo por que me gusta y cuando la inspiración me echa una mano; entonces la sigo, me dejo llevar y sin darme cuenta juego con las palabras combinándolas, dándoles sentido y seguramente aportando algo de mi forma de ser en cada poema, en cada relato... porque pienso que todo escritor, o pintor, o escultor, descargan en sus trabajos tanto la energía positiva como la negativa que llevan dentro. Opino que si las emociones, los sentimientos no estan a flor de piel, es bastante más difícil trasmitir sensaciones gratas al receptor.

Me enrollé, Leticia. Pero yo soy así, disculpa.

Un abrazo, poeta

Fina

Carlos Augusto Pereyra Martínez dijo...

Creación y ruptura del cascarón. La obra sale, y no quedará huérfana, porque siempre habrá un lector, u veedor de las imágenes. Bienvenidos tus libros...ojalá pudiéramos intercambiar...Un abrazo. Carlos

Leticia dijo...

Fina y Carlos Agusto, mucho de lo que me ofrece el vivir es gracias a su amistad y talnto que disfruto desde mi rincón en la punta de una península cuyos habitantes han sido heroicos,fundaron en pleno desierto un oasis del que disfrutamos hoy sus habitantes. Gracias por esta ahí.

Taty Cascada dijo...

Mi querida Leticia, agradecida por tu visita mi querida escritora. Cuando edites en papel, ya sabes que tienes un pedido desde mi amada tierra.
Abrazos.

Leticia dijo...

Taty, con placer te haré llegar mi recién terminado librito de haikus. Te comento por mail.

Marinel dijo...

Yo no dudo ni un instante que para crear, ya sea un cuadro, un libro, una partitura o qué sé yo, cualquier manifestación artística, hay que poner mucho, pero mucho sentimiento
Más besos.

Leticia dijo...

Marinel, por eso se afianzan las amistades, por las convergencias o
aveces por lo contrario. Me congratulo de tenerte entre mis lectoras y amigas. Mi afecto