Red de amig@s unidos por el arte.

19 abr. 2014



Sutileza
Comparto nuevamente mi Sutileza.

En la intimidad
sobre la flor del lino
resbala la sensualidad
por la ingle
El deseo
lúbrico
lame
provocador
hasta que aflora
el rubor
desnudo


cobijado
por el asedio
en la oscuridad
placentera
detrás
de los párpados
cerrados.

leticia©.



Subtileza

Na intimidade

sobre a flor do linho
resvala a sensualidade
pela virilha
O desejo
lúbrico
lambe
provocador
até que aflora
o rubor

agasalhado
pelo assédio
na escuridão
prazenteira
atrás
das pálpebras
fechadas.

En  mi libro Azulejos - Azulejos . Traducido al portugués por la escritora Tania Alegria (Sic).
Imágenes de la red.

10 comentarios:

Taty Cascada dijo...

Delicado, etéreo, desnudo de palabras erráticas y simples. Un poema trabajado y entregado con sutileza, con los versos justos para lograr la apertura de la imaginación.
Bello querida Leticia. Arte tienes en tus letras escritora.
Un abrazo siempre.

Garriga dijo...

está bien la palabra lúbrico, me usta. Y en el anterior el verbo aromar. Buena creatividad lingüistia, la poesía debe tenerla
chau prima

AdolfO ReltiH dijo...

LETRAS PARA CERRAR LOS OJOS... AHHHHHHHHHHH.
BESOS

http://enancasdelarazon.blogspot.com/

AdolfO ReltiH dijo...

LETRAS PARA CERRAR LOS OJOS... AHHHHHHHHHHH.
BESOS

http://enancasdelarazon.blogspot.com/

Amapola Azzul dijo...

Bellísimo, Un beso.

Leticia dijo...

Amapola he tratado de poner un comentario en tu Blog pero se borra, un caso esto de bloguer, da muchos dolores de cabeza y sustos.

Julie Sopetrán dijo...

Precioso poema, Leticia, escrito con esa sutileza que requiere lo erótico. Me ha encantado. Besos.

Leticia dijo...

Taty, Garriga, ReltiH, Amapola y Julie.
Su lectura y comentarios me llevan de la mano por el gusto de sentir que puedo comunicarme con ustedes.
Agradezco sus comentarios que me invitan a seguir manteniendo este blog. Les confieso que muchas veces he estado a punto de cerrarlo. Un gran abrazo que los abarque con admiración y afecto.

Julie Sopetrán dijo...

Nunca debes cerrar tu blog, es alimento que compartimos, y acudir a tu mesa es un placer para los sentidos. No. Nunca dejes tu blog, somos muchos los que te queremos. Besos.

Leticia dijo...

Julie, a veces me dan muchas ganas. Y... no sólo de cerrar mi blog. Besos