Red de amig@s unidos por el arte.

17 abr. 2014

Hoy ha muerto Gabriel García Márquez en su casa ...

Hoy 17/04/2014. Ha muerto en su casa, en la capital mexicana, el escritor Gabriel García Márquez a los 87 años recién cumplidos. 
Sé que sobrevuelan palabras mariposas en su lecho. Su obra tiene un lugar como uno de los clásicos de la literatura universal. Seguramente lo estaban esperando al final del puente...  Dante, W. Shakespeare , J. Joyce, W. Faulkner, y M. de Cervantes, entre otros, los que conforman una pléyade de escritores y amigos como Alvaro Mutis. 
Lo vamos a extrañar, aunque su legado,  sigue extendiendo sus raíces a lo largo y ancho del planeta. Un puente entre la realidad y la magia, el realismo mágico,  que permanece invitándonos a cruzarlo entre mariposas amarillas. 


 La soledad y los cien años de Gabriel García Márquez. leticia©

La algesia levita en el aire. Morder la luz y desgarrar la tarde, adentrarse en el cieno de la ignominia y calcinar la lluvia que brota del corazón de la ciénaga. Abrir con furia la cortina de oro y quedar cegada por el dolor de florecidas cruces sobre el lomo de la colina, ver el río de sangre flotar y alimentar al bosque, llorar cuando sus hojas en otoño sangran como el cordero. Los cien años de soledad no acaban, se alimentan entre palabras-mariposas que habitan los nombres de la belleza, la estirpe y el desamparo.
La espera en pleno dolor, cae con los brazos cruzados, cara al sol, sin memoria.

 leticia©

Imagenes de mujeres.  Pintor autriaco Cristhian Schloe 
Portada de Cien años de Soledad , imagen  de la red.

7 comentarios:

Gustavo Figueroa V. dijo...

La muerte de Gabo nos ha dejado desolados; él, sabio y ahora inmortal, se ha elevado hacia algún lugar del infinito para seguirnos acompañando en nuestra larga soledad, ésa de la que aún no termina de salir nuestra América Latina. Su obra nos mantendrá unídos a Gabriel García Márquez con su Macondo, sus José Arcadio y Aureliano Buendía, su Ursula Iguarán, Remedios la Bella, en fin, con ese realismo mágico que recoge las vivencias de esos pueblos olvidados de su Caribe natal y que son tan válidas para todo el continente.
Con mucho agradecimiento aprecio mucho tu aclaración sobre mi confusión sobre Cien Años de Soledad que,en realidad, escribió Gabo en México. Mis disculpas por ello.
Te dejo un cordial saludo desde Suecia.

Leticia dijo...

Gustavo, los encuentros fortuitos por un despiste o por la causa que sea, siempre me han dejado un conocimiento.En nuestro caso, el inicio de una amistad.Te deje un comentario en tu Blog. Comparto contigo y con millones, esta pérdida. Un gran abrazo hasta tu exilio en Europa.

Carlos Augusto Pereyra Martínez dijo...

Me encanta en estos textos, que van en una oprosa poética, para despedir al más grande de los escritores que áun vivia, en lengua castellana.
Sin méxico, Gabo no hubiera encontrado sosiego.Tenía residencia en España, Cuba, acá en cartagena, en El corralito de piedra, en Italia,en París...pero a raíz, de esa soterrada persecución que
todos negaban, pero que lo forzó en el gobierno de Turbay a pedir asilo en México, sólo en la tierra de Rulfo, de Rivera y Fuentes, se sintió bien. Su generosidad era eztrema: fundó y patrocinó de su bolsillo la escuela de cine, de San juan de los Baños, en Cuca. Muchos colombianos, becados por esta escuela se hicietron cinematografistas, como también un resto de latinoamericanos. Y qué decir de la escuela de periodismo que funciona en Cartagena.Nunca dejó de ese égil y certero reportero y cronista con la palabra, que escribió Relato de un náufrago, o La marquesita de la sierpe, o Historia de un secuestro, sobre una retención del capo Pablo Escobar que conmocionó al país.
GRacias, Leticia por este post. Carlos

Leticia dijo...

Gustavo y Carlos. Una de los sentimientos que fortalecen a un país, es compartir los aciertos de sus hijos a través de obras que se expresan y permanecen en el tiempo como un legado. El resultado del talento del colombiano Gabriel García Márquez, es el que hoy ha quedado inscrito en la literatura universal.
En cuanto a que haya escrito aquí, allá o en cualquier parte sus obras (Miguel de Cervantes escribió desde una cárcel), nunca le restará o sumara la magnitud de su poder de conmover y asombrar (entre otras)a cualquiera de sus lectores... los que recrean en cada una de sus lecturas sus creaciones.
Gabo amó tanto a su patria que la manifestó en cada expresión de su lenguaje, en sus actitudes que brotaban de su alma- Ella ha quedado en los libros que nos ha escrito, -no le aunque- los haya hecho encerrado en un cuarto en cualquier parte del mundo - Un abrazo a todos mis amigos colombianos; a Gabo,lo vamos a extrañar siempre.

Gloria dijo...

Hace unos meses escuché que estaba malito y que desaparecía de la vida pública, supuse que su tiempo estaba agotandose como así ha sido pero siempre nos quedaran esas historias, lugares y personajes que como nadie supo describir.
Hace dos días terminé de leer "Del amor y otros demonios" y como siempre me fascinó, esa es su gran herencia para la humanidad.
Ha sido un placer encontrar tu lugar aunque fuera para despedir a uno de los maestros.
Saludos desde Tenerife-Canarias-España y cuando quieras te espero con las puertas abiertas.

Leticia dijo...

Gloria. Hay encuentros afortunados aún en el infortunio. Me anima que espero será una cadena interminable la de encuentros por afinidades gracias a nuestro azaroso oficio de escribir, un placer conocerte.
Saludos hasta Tenerife...

¡Felices Pascuas! mañana domingo si las festejas.

Julie Sopetrán dijo...

Me uno al recuerdo, a tu homenaje... Besos.