Red de amig@s unidos por el arte.

24 mar. 2014

¿Y si la poesía no existiera?




Si sólo fueran signos arbitrarios
creados por mi huésped
asomando por las rendijas
del claro oscuro de mi alma
Quizá...
Aunque la poesía vive
hasta que la memoria
se olvide de ella.




leticia©






Și dacă poezia nu a existat?

Dacă au fost doar semne arbitrare
făcute de un oaspete al meu
ieșit prin deschizăturile
clarobscurul sufletului.
Poate o fi și așa...
Poezia însă e vie
până când memoria uită de ea.
Traducción generosa del poeta rumano  Andrei Langa.  

Mnemósine o Mnemosina Μνημοσύνη Mnēmosýnē, de μνήμη mnếmē, memoria, a menudo confundida con Mneme, personificación de la memoria.  Hija de Gea y Urano, madre de las Musas con Zeus.
En la Teogonía de Hesíodo, los reyes y los poetas recibían el poder de hablar con autoridad por su posesión de Mnemósine y su especial relación con las Musas. También se cuenta que Zeus se unió a Mnemósine nueve noches consecutivas y así engendró a las nueve Musas, que nacieron en un parto múltiple.
Mnemósine  también nombre de un río del Hades, opuesto al Lete o Leteo, de acuerdo con una serie de inscripciones funerarias griegas del siglo IV a.C. escritas en hexámetros dactílicos. Las almas de los muertos bebían del Lete para así no poder recordar sus vidas anteriores cuando reencarnaban. Los iniciados eran animados a beber del río Mnemósine cuando morían, en lugar de hacerlo del Lete. Estas inscripciones podrían estar relacionadas con una religión secreta, o con la poesía de Orfeo.
Similarmente, a aquellos que deseaban consultar al oráculo de Trofonio en Beocia, se les hacía beber alternativamente de dos fuentes llamadas «Lete» y «Mnemósine». Un procedimiento similar se describe en el mito de Er, al final de La República de Platón.
Su equivalente romana era la diosaMoneta, aunque también se utilizaba su nombre griego. Interesante recorar que los Romanos adoptaron el panteón griego y cambiaron los nombres de sus personajes.

Imagen y datos de la red. Dante G. Rossetti. Obra, Mnemoysine. British Museum. Londres. 

4 comentarios:

BEATRIZ dijo...

Puede ocurrir que con la memoria esté la presencia de la poesía. Yo me atrevería a decir que la poesía no tiene mucho cuidado de la memoria, nos asalta de improvisto. Por tanto, creo que la poesía no muere.

Saludos Lety, tenía pendiente esta entrada tuya, por apuros personales no había podido venir, me alegro finalmente haberlo hecho, un gozo.

Saludos.

Leticia dijo...

Gracias por tu solidaridad, una reflexión interesante de tu lectura.
Un abrazo querida compatriota.

Julie Sopetrán dijo...

Uffff! Si no existiera, habría que inventarla... Besos. Me ha encantado.

Leticia dijo...

En eso estamos Julie, jejeje. Besos igual.