Red de amig@s unidos por el arte.

5 feb. 2014

Cuerpo y alma.




Hay un desdoblamiento en el vivir, un ser y no ser que hace tangible -un suceso- , aquel temido instante que desequilibra nuestro lineal tiempo.
Un punto muerto en el camino de la vida que determina un antes y después en el balance de esa dualidad llamada alma y cuerpo.


leticia

Imagen de la red

11 comentarios:

albert dijo...

beautiful blog kisses

Leticia dijo...

Thanks for your visit Albert.

Elias Akhenaton dijo...

Hermosa y profunda mensaje. Felicitaciones y gracias por compartir. Un beso de Brasil.

Fina Tizón dijo...

Hola, querida Leticia, amiga en la distancia, como te dije en respuesta a tu comentario en mi blog, me acabo de enterar que habías hecho entradas recientemente. La última que a mi me consta es de hace cinco semanas. Parece ser que mi blogger no funciona correctamente y no me llegan tus entradas. Estaba convencidísima que no habías hecho ninguna, hasta que vi tu comentario de hoy. Se me ocurrió ir al administrador y desde allí pude ver tus nuevas entradas y aquí estoy, con mi comentario a tu trabajo.

Creo no equivocarme, pero este texto tuyo tiene mucho que ver con los últimos sucesos en tu familia. La lectura que yo le estoy dando es esa, querida amiga. Y también deduzco que todo se está arreglando.

Te mando un abrazo muy fuerte
Fina

Taty Cascada dijo...

El suceso es el evento llamado vida, que sostiene el esqueleto de carne sostenido. El alma, el pensamiento, nuestro yo íntegro y puro, va más allá de la frontera terrenal.
Profunda reflexión querida Leticia.
Un abrazo desde mi tierra de cobre y vides.

Nahuel dijo...

Siempre es grato regresar a vos.

Saludos, nahuel.

Leticia dijo...

Elías, Fina, Taty Nahuel.
Estoy apenas reiniciando mis actividades cotidianas como es el mantener con vida mi blog. No me siento nada bien.
Mi hermano se ha mejorado eso sí pero todo ha cambiado en mi interior. Gracias por su lectura y comentarios. Un abrazo fuerte

Julie Sopetrán dijo...

Mi querida Leticia, ante todo me alegra que tu hermano esté mejor. Y tu tristeza se palpa en este cuerpo y alma que expresas. Todos evolucionamos y para ello necesitamos sobrepasar esos puntos muertos que son los que determinan esa dualidad que nos eleva. Te mando mi cariño siempre.

Carlos Augusto Pereyra Martínez dijo...

Cuánto especularon los filósofos antiguos sobre esa dualidad humana...aún hoy nos fatiga su conocimiento. UN abrazo. carlos

Marinel dijo...

Es cierto, siempre hay un gris entre el blanco y el negro, siempre, y eso es lo que da salsa a la vida.
Más besos.

Leticia dijo...

Julie, Carlos Agusto, Marinel.
Gracias por sus críticos comentarios. Me dan placer.
Un abrazo fuerte a todos.