Ballena. Dominica Ahumada Medina. (11 años) © copyrigth.

Red de amig@s unidos por el arte.

2 jul. 2013

DIVAGACIONES








Ferdinand Saussure

Escribir ¿para quién?, me he hecho esta pregunta no pocas veces y encuentro que cuando menos en mi caso, escribo para mí y porque sí, porque quiero, puedo y se me da la gana... como se diría de manera insolente,  pero...  es  cierto. Después, si es posible que exista un lector X , deseo compartir  con aquel (quién sea), el resultado de mi quehacer. Me parece que las obras tienen o no, algo que puede ser interesante para un lector avezado o no avezado, sobre todo, en la propuesta que conlleve nuestro texto, cuando se converge con el lector y se dialoga con él desde la obra a través de su lectura.

 

Roman Jakobson

Roman Jakobson
Me ha pasado con personas alejadas del mundo de la poesía y que de manera casual han leído u escuchado, algo de mi quehacer y que me han dicho; "No le entiendo mucho a la poesía, pero me gusta lo que he leído (u oído)  de la suya". Un grata sorpresa, que afirma una de las características de la obra en general; Así, cada cual la hace suya y la puede acomodar de manera íntima a su experiencia o no experiencia a través quizá de sus sueños o fantasías,  según el tema  que la obra trate.

Claude Lévi-Strauss

Claude Lévi-Strauss
Factor decisivo para compartir nuestro trabajo es el lector por supuesto y su "modo de leer y de adquirir significado para él lo leído". Aquí deseo comentar que hay niveles de lectura, como todos sabemos,  desde aquel que sólo conoce cierto vocabulario y lee y "digiere ", digamos , solamente lo  aprendido (literalmente ), del significado del vocabulario que maneja, sin ir más allá. Hasta el erudito que desecha o no la continuidad de la lectura, por considerar esta  buena o mala.
 
Julia Kristeva
Muchas cosas que aclarar, aterrizar, comprender, compartir y crear entre otras, acerca de la obra y la lectura en ese binomio fantástico que es el del
creador-lector. Por ejemplo hay un buen número de actividades para el aprendizaje de la lectura con rapidez, comprensión etc. y finalmente con esto se desea incentivar el deseo por  conocer el interior de lo  que está escrito en los libros para aquel público que puede despertar y amar no sólo la lectura, aquí se abre también la posibilidad de llegar a escribir. 

Svetlan Todorov

No he querido traer a la semiótica o semiología, signos, lenguajes, lenguas en fin, ni tampoco comentar nada acerca de las teorías del lenguaje como la decostruccionista de Jaques Derrida  o la de F. de Saussure, padre de la lingüística  ... nada de eso, es sólo un comentario al margen de ese diálogo que se pueda establecer entre posibles  lectores y mi texto, aquel que subo al blog, con el placer de comunicar lo que he escrito.

leticia.

 Nota. Las fotos son de algunas personalidades muy destacadas en el ámbito de los estudios formales acerca de la subyugadora literatura.
Imágenes de la red.

8 comentarios:

Carlos Augusto Pereyra Martínez dijo...

Divagaciones para escritores y lectores, que parten de personalidades, que se han enfrentando con la palabra desde diversas posturas profesionales, pero donde obliga la palabra. Sólo digo, que quien escribe, no importa cuántos, tiene entre sus interlocutores. Siempre que haya un lector habrá un escritor o viscerversa. UN abrazo. Carlos

Leticia dijo...

Así es Carlos. Escribí lo anterior, porque en una conversación con un colega, me decía leyendo un texto mío (dónde la ironía se hacía presente de manera juguetona) y me dijo ... ¡Qué van a decir tus lectores avezados! Yo le respondí entonces, que no escribía para ningún grupo de lectores en especial, que lo hacía y luego, claro que sí, era importante compartir lo escrito, pero no era de manera convencional o comercial, es decir, escribiendo y pensando en el posible público y sus preferencias para crear obras.
Creo que es un fenómeno dialéctico. Yo estaría hoy por la propuesta de J.P Sartre (cito) " polemista y un defensor de la importancia de la confrontación de opiniones como condición del conocimiento y de las transformaciones conscientes de la vida y la sociedad".
Aquí entra la importancia de la literatura en la sociedad como fenómeno cambiante o propositivo de cambio.
Te comento también que tengo sospecha de varios autores renombrados,que escriben pensando en el público-lector y son máquinas de hacer libros e incluso tienen un grupo que escribe para ellos, algo cómo en los talleres de pintores renacentistas, o los que hacen las telenovelas. En fin, largo el temita.
Un gusto que seas mi lector Carlos y muy contenta de recibir tus comentarios.

Maria Rosa Giovanazzi dijo...

Ha sido un placer leerte y conocerte. Pensamientos que reflejan el ama del escritor; Escribir porque me gusta y porque me hace bien, así lo creo yo. Un abrazo.

mariarosa

Leticia dijo...

Mariarosa igualmente, un gusto que dejes tu opinión que es muy valiosa para mi. Un placer saludarte y leerte también.

Mavi en blanco dijo...

Sin duda es una forma preciosa que llega al corazón, haces un gran bien a quien tiene la suerte de haberte encontrado. Es mi caso y agradezco infinito poder entrar en este rincón maravilloso de las letras bien escritas. Recuerdo que nos "unió" Manuel M.Barcia, maestro donde los haya, con una sensibilidad fuera de serie al que admiro como a ti.
Un beso grande.
MAVI

Leticia dijo...

Voy a recuperar a Manuel, poeta amigo, ¡él nos hizo coincidir! Gracias Mavi, tu oficio como el mío, nos lleva cada día a penetrar un laberinto enriquecedor y lleno de vicisitudes. Un gusto y mi agradecimiento por tus palabras y tiempo. Un beso amiga.

Julie Sopetrán dijo...

Estoy muy de acuerdo con Carlos Augusto, por un sólo lector ya merece la pena escribir, y si ese lector es Leticia, la obra habrá ya habrá tenido su premio. Besos.

Leticia dijo...

Julie, me haces sonrojar. Un beso querida amiga.