Red de amig@s unidos por el arte.

14 may. 2013

Diario de Sueños




Jueves


8:00 pm


Hay un árbol viejo en medio de mi cuarto, sus ramas largas y agrietadas parecen brazos de hechicero. Sus manos sin uñas me invitan a subir y columpiarme. Tomada de sus ramas me trepo al columpio  y con mis pies... tiento el cielo, levanto la mirada y veo el firmamento.

            Oscurecen al sol nubarrones tercos, no me dejan verlo.  Cae un chubasco; mi casa se hace transparente como el agua. Boquean grandes carpas doradas asomándose cerca de un loto y me miran mientras nadan, como flotando.
            Resbalo del columpio desde lo alto del árbol hechicero y salpico al cielo, camino sobre el agua y chapoteo, brinco siguiendo la huella de las ranas acompañando rítmica mente sus pisadas. Su croar se arrastra lento y trepa las paredes transparentes, se diluyen pausadamente sus huellas y al fin caigo en mi cama. No quiero abrir los ojos, gozo el umbral entre la vigilia y el sueño.





Leticia©

Imagen de la red.

5 comentarios:

Elsa Tenca-Mariani- dijo...

Entre la duermevela y el sueño, describes una 'fantástica casa de agua y cielo.

Un abrazo,Leticia.

Marinel dijo...

Un goce mágico extralimitado al fluido acuático.
Muy hermosa vigilia.
Besos.

Taty Cascada dijo...

En aquel momento mágico, cuando la consciencia se difumina, es cuando la creación extiende sus alas.
Besos desde mi otoñal Santiago de Chile.

Julie Sopetrán dijo...

Qué hermoso diario de sueños, Leticia, y porque la vida es sueño, el firmamento vive en tus ojos.

Carlos Augusto Pereyra Martínez dijo...

A propoósito de tu cuento, alguna vez escribí uno, con el de un pino que creacia en suesños junto a una mujer, y al otro día, olía a bosque. Un beso. carlos