Palabras y Tiempo

Ballena. Dominica Ahumada Medina. (11 años) © copyrigth.

Red de amig@s unidos por el arte.

14 jul. 2017




¿Quién?

En lánguido ritmo cadencioso 
se mece en mis brazos la palmera solitaria
Visto de sombra y cobijo al escorpión
Soy olor de dátil y zumbido de abejas
El deseo dibuja el roce del sigilo de la serpiente
en mis arenas 
El sol escurre fuego líquido de sus mejillas y gotea mi piel 
Cuando me arrasa el viento 
envuelvo con furia los gigantes en flor
y en sus espinas prendo mariposas
Las dunas me transforman y nace un horizonte niño cada día
Un océano erosiona mi contorno y me lame su espuma
Me reflejo en la piel de la luna 
y en lo intenso de la noche 
abrigo los susurros trashumantes
Vacío mis entrañas y el líquido vital corre como potro desbocado por mis venas
Brota el oasis en mí ... soy el desierto

Leticia©

Publicado inicialmente en  A Sus Libertades Alas. Antología de Escritoras Sudcaliforniana
s.Editores. Instituto Sudcaliforniano de Cultura. Gobierno del Estado de BCS. Instituto de la Mujer.  

Imagen de la red. 

11 jul. 2017

En la presentación de Ibó y el Mar


Agradezco a mi amigo, el escritor sudcaliforniano  Lic. Armando Trasviña Taylor, uno de los bastiones de la literatura de esta parte de México,  el  regalo de su talento. No pudo asistir a la presentación del poemario para infantes ilustrado, de dieciocho autoras /es en total Ibó y El mar,  por causa de fuerza mayor pero me autorizó a que el amigo cronista , historiador e investigador, presidente del Seminario de Cultura Mexicana, corresponsalía La Paz, BCS.  Maestro Eligio Moisés Coronado, leyera (para cerrar la presentación), lo que a continuación comparto con mis lectores. 

Leticia:
Has tenido a través de los años, buenos poemas y muchos, pero este que siembras es el mejor de los tuyos, un cifrado que canta, que habla, y conmueve y dice sin serlo lo que otros persiguen . En su intención se traduce la idea que trasluce y el carcaj de un poema que para ellos ahora lo expresan con brío y magna ternura. Has hecho vibrante con estos Aedas no solo el final de su verso sensible, más bién el que entona y la canción que reanima.
Este es un leal poemario que dice en su verbo que va con librea al arsenal de los niños por donde ahora se trepa, Un escritor de polenta o un ensayista de lujo como los que hoy  se conforman en su infancia creativa que hoy se abrillanta.
Los has conseguido , Leticia, con la cultura que apoya y lo ha hecho libro con fruto y follaje.
Recuerdo para darle fin a esta charla , al guatemalteco conspicuo que, sin querer y queriendo , hizo un alto en el poema más Idem. del mundo cuando dice en su todo:

¨Cuando despertó , el dinosaurio todavía estaba allí ¨  

El Dinosaurio . Augusto Monterroso, hondureño, nacionalizado guatemalteco.


Imagen de la red. 

o lo dicho por aquel complutense de inmensa memoria y lectura obligada del Quijotesco volumen:




Sábete sancho, que no es un hombre más que otro si no hace más que ese otro...



Imagen de la red.

Lo has hecho , Leticia, y lo has hecho bien , radiante pensando en los seres que ahora te aguardan o
premian leyendo ahora o mañana o más tarde quizá, pero firmes.

Mil Gracias

Armando Trasviña Taylor. 

      Nace en La Paz, Baja California Sur. Lic. en Lengua y Literatura 
      Española e  Iberoamericana.Profesor retirado. Escritor prolífico de poesía, relatos, cuentos, novelas,ensayos.  Ha publicado quince libros, entre ellos: La Literatura en Baja California Sur. ¿Qué desea saber de Baja California Sur?  Poemario Culinario Sudcaliforniario (sic). ¿Qué desea saber de las ballenas de Baja California Sur? El Triunfo. El rostro de la soledad,  El proceso electoral de los Estados Unidos. Baja California Sur, la Historia, la Cultura y el Agua.Anti Haikus. Son algunas de sus obras. La Asociación de Escritores Sudcalifornianos ESAC, en su VII  Encuentro, llevó su nombre rindiéndole homenaje.

8 jul. 2017

Cenote

Desde la entraña de lo inverosímil
entre el aire y bajo la tierra  ¡También hay paraísos!
Nos humedecemos hasta reblandecer 
nuestros cuerpos en las aguas turquesa
Quizá nos volvamos limo.
 Leticia Garriga ©
DOLINĂ
Din adâncurile neverosimilului,
între văzduh și ce-i sub pământ. Deasemenea sunt paradisuri!
Umezim până ce se fac puhave
corpurile noastre în apele de peruzea.
Probabil ne vom preface în nămol.

Traducción al rumano por el poeta y filólogo de la lengua rumana Andrei Langa.
  
Cenote

Des de l'entranya de l'inversemblant
entre l'aire i davall de la terra  També hi ha paradisos!
Ens humitegem fins a reblanir 
els nosstres cossos en les aigües turqueses
Potser ens tornarem llim.

De mi libro Poemínimos Entre Mar y Cielo   Poemínims Entre Mar I Cel. 
Traducido al catalán por el poeta y filólogo de poesía moderna  Pere Bessó.
.
Foto de la red. Cenote en Yucatán, México. Agua subterránea cristalina, que se alimenta de ríos interiores y de la filtración del piso calcáreo en que esta asentada la península, cuna del imperio maya.

Efraín Huerta,Nace en Guanajuato el 18 de junio de 1914; murió en Ciudad de México  en 1982. Fue periodista profesional desde 1936 y trabajó en los principales periódicos y revistas de la capital y en algunos de provincia. Fue también crítico cinematográfico. Perteneció a la generación de Taller ¡1938-1941), revista literaria que agrupó entre otros, a Octavio Paz, Rafael Solana y Neftalí Beltrán. Viajó por los Estados Unidos y Europa. El gobierno de Francia le otorgó en 1945 las Palmas Académicas. En 1952 visitó Polonia y la Unión Soviética. Efraín Huerta se distinguió por su sana conciencia lírica, por su apasionado interés por la redención del hombre y el destino de las naciones que buscan en su organización nuevas normas de vida y de justicia. Sus primeros libros: Absoluto amor y Línea del alba están incluidos en Los hombres del alba, además de su obra publicada en revistas hasta 1944. El amor y la soledad, la vida y la muerte, la rebeldía contra la injusticia, su lucha contra la discriminación racial, la música de los negros, la política y la ciudad de México, temas frecuentes de su poesía. Recibió el Premio Nacional de Poesía en 1976. Nota de la red.
 Gran poeta mexicano que hizo popular los poemínimos , modalidad de creación literaria. Así nos habla del concepto ...

Creo que cada poema es un mundo. Un mundo y un aparte. Un territorio cercado, al que no deben penetrar los totalmente indocumentados, los censores, los líricamente desmadrados. Un poemínimo es un mundo, sí, pero a veces advierto que he descubierto una galaxia y que los años luz no cuentan sino como referencia, muy vaga referencia, porque el poemínimo está a la vuelta de la esquina o en la siguiente parada del Metro. Un poemínimo es una mariposa loca, capturada a tiempo y a tiempo sometida al rigor de la camisa de fuerza. Y no la toques ya más, que así es la cosa. La cosa loca, lo imprevisible, lo que te cae encima o tan sólo te roza …
Efraín Huerta.

2 jul. 2017




La poeta Tania Alegria, me regala su traducción al portugués (que es su lengua madre), de mi poema Frutal. La imagino escribiendo, acompañada de ese melancólico ritmo del andar del río Tajo y el desliz de la melodía de un fado, el que se pasea por las calles de Portugal y entra por su ventana. Un placer compartir con ustedes esta joya.


FRUTAL

Brilla mi piel como la uva
Generosa ambrosía
baña mi corazón de ciruela
Abiertas sus manos
alisan mi cabellera
Con sutileza tántrica
endulza mis alveolos
hasta volverlos grosella
Penetramos el pozo
del deseo
y paladea su boca
mi sabor a higo
Escurren besos
en el juego de lenguas
húmedas
con aroma y sabor
de nuestra noche en el viñedo. leticia

FRUTAL

Brilha a minha pele como a uva
Generosa ambrosia
banha meu coração
de ameixa
Abertas as suas mãos
alisam minha cabeleira
Com subtileza tântrica
adoça meus alvéolos
até torná-los groselha
Penetramos o poço
do desejo
e sua boca degusta
meu sabor a figo
Escorrem beijos
no jogo de línguas
colmadas
húmidas
com aroma e sabor
da nossa noite no vinhedo.
Traducción de la escritora Tania Alegría.

Imagen de la red.

20 may. 2017

Haiku of México. Compiled by Amélie Olaiz

Estimados lectores, tengo el honor de haber sido elegida  con uno de mis Haikus, en esta obra de la escritora mexicana y fotógrafa profesional Amélie Olaiz.
 
 Haiku of México
Compiled by Amélie Olaiz

 Antología Parte I / Anthology Part I
(Publicaciones en orden cronológico (excluyendo a Tablada y Paz) de 1921 hasta 2017.1
Publications in chronological order (excluding Tablada and Paz) from 1921 to 2017.)





Hilandera 

Apresa su cena 
entre encaje de plata 
la tejedora 



 The Spinner

 The weaver
 traps her dinner
in silver lace

Imagen tomada de la red. 

15 mar. 2017




Ser

Soy árbol con fronda de estrellas
Casa de luciérnagas
Brillo nocturno que rasga la oscuridad
que me envuelve hasta que amanece
y llega la primavera.


Ser

Sou árvore com copa de estrelas
Casa de vagalumes
Brilho noturno que rasga a escuridão
Que me envolve até que amanhece

e chega a primavera.


Leticia©
En: Azulejos, traducido al portugués por la escritora Tania Alegria, desde la bella Lisboa.

Imagen de la red.

8 ene. 2017

Tierra de Calafia. Aquí vivo.




Como un horno cálido


Entramada en los giros de la  literatura medieval, Garci Rodríguez de Montalvo (1450-1505), en su obra las Sergas de Esplandián (1510), en el siglo dieciséis, daba a conocer en la península Ibérica, la existencia de una isla en lejana
tierra habitada por mujeres guiadas por, la amazona Calafia...




Sabed que a la diestra mano de las Indias hubo una isla, llamada California, muy llegada a la parte del Paraíso Terrenal, la cual fue poblada de mujeres negras, sin que algún varón entre ellas hubiese, que casi como las amazonas era su estilo de vivir.

“Éstas eran de valientes cuerpos y esforzados y valientes corazones y de grandes fuerzas. La ínsula en sí la más fuerte de riscos y bravas peñas que en el mundo se hallaba.
“Las sus armas eran todas de oro y también las guarniciones de la bestias fieras en que, después de las haber amansado, cabalgaban; que en toda la isla no había otro metal alguno.
“Moraban en cuevas muy bien labradas, tenían navíos muchos en que salían a otras partes a hacer sus cabalgadas, y los hombres que prendían llevarlos consigo, dándoles las muertes que adelante oiréis.
 ...y algunas veces que tenían paces con sus contrarios, mezclábanse con toda seguranza unas con otros, y habían ayuntamientos carnales de donde se seguía quedar muchas  de ellas preñadas, y si parían hembra, guardávala, y si parían varón, luego era muerto […] fin de cita.

          Sitúa tu cuerpo en una geografía  lejana, el sueño de un caballero. Saladas aguas tallan tus esteros e islas. La  sombra de cardones y el breñal se dibuja en tu alfombra de arena día  y noche. A tu contorno, vestido de espinas y flores del desierto, lo sigue el mar que corre paralelo sin ahogar nunca tu semidesierto.




Tu  piel guarda las venas del paso de ríos secos; corren como potro desbocado en tus entrañas. Palpita el corazón de tus pozos y la transparencia líquida apaga la sed.



Guardas como niña, fósiles como recuerdo. Testimonios  del paso de amonites y saurios, que vivieron placidos en tu  paisaje, hace milenios.



Calafia, bruñida por el sol y el roce de la arena, amazona solitaria a grupa de su Grifo, trasmonta dunas del paisaje, que amanecen con un horizonte niño cada día. Llega hasta el mar, el que golpea con furia las rocas de la costa y acaricia con manos de agua y dedos espumosos, tu contorno arenoso y suave


         Calafia, en octubre te envuelve el manto brillante de la luna… pareces de plata. Solitaria frente a un paisaje majestuoso, recostada en la arena, anudas con suavidad un pedazo del cordón umbilical que te ligaba al hijo varón. El horizonte se nubla por la tormenta en el desierto  ¿ Afuera o dentro ?


 Pericús, Guaycuras y Cochimiés

Disfrutaron la sombra bajo hojas de palmeras en  horas calcinantes. Los dátiles endulzaron su aliento y el ojo de agua apagó su sed.







Enterraron a sus muertos en bolsas de piel de venado y dejaron plasmadas en lajas enormes,  flora, fauna, imágenes pintadas en blanco, negro, y rojo. Testimonio de su alma sensible  y de su universo, el que  pervive a través del tiempo.


















La conquista.

          Bayadera de palmeras mecidas al ritmo de la brisa, acogen ingenuas las pisadas de conquistadores en sus cálidas arenas.




 Corceles, cañones, espadas y atronadoras armas, masacran tu libertad y aplastan el intento de salvaguardar tu lar.


Mientras, el viento ingenuo silba entre el breñal y se perfuma de tus flores que coronan los cardones vestidos de espinas.


En la soledad del semidesierto, hacen el amor  miedo y deseo. Nacen tus nuevos hijos a pleno sol acunados  en tus arenas. Culturas distintas, se cobijan  bajo el firmamento, el que se cubre con su rebozo, bordado de luceros.

 Las misiones

Llegan a imponer su dogma misioneros… la palabra divina, se expande por tus dunas  y los Franciscanos y Jesuitas enseñan artes y  aprenden artes de tu pueblo.


Tus misiones, columna vertebral a lo largo de tu cuerpo, testimonio a pesar del tiempo. Fueron construidas  por tus hijos con sangre, sudor y lágrimas, a semejanza del dolor de ese Dios, que les promete el perdón de los pecados y la vida eterna.


El ranchero




Curtido por el sol, labra sus avíos de caza para su supervivencia, el ágil venado no es más rápido que sus disparos y  como un artista, crea piezas bellas de su piel y cornamenta, degusta su carne envuelta en tortillas palmeadas a mano con manteca y leche de cabra y té de damiana...

Sus manos crean vestiduras para protegerse del breñal. Las chaparreras y el sombrero lo protegen del sol y del viento. La silla de montar,su fusta y  botas son la nueva piel de su cuerpo





Hace panocha de gajo de la miel de caña y quesos de leche de cabra, higos y dátiles  alimentan su necesidad de dulzura




El sol calcinante se refleja en la arena y quema,  las palmeras ofrecen sus penachos para taparse de Ibó, el sol.



Los ranchos surgen como oasis en medio del breñal





y se perfuman con el olor de las pitahayas dulces en pleno semidesierto.




El rancho apaga su sed del ojo de agua que surge de tu vientre y alimenta al oasis 


 
Las parras trepan los techos, caen las uvas y se embriaga, no sólo  el huerto.

Viaja en el viento el perfume de  albahaca y damiana, sobre los campos preñados  en el Valle de Santo Domingo, latido de tu  corazón en pleno semidesierto.  

  

  Ay Sudcalifornia, cuanto ha sucedido y sucederá, desde tu nacimiento.

Quise en este 2017, ofrecer nuevamente esta entrada, volver a sugerir la belleza de la tierra que habito. Cuna ya de mi descendencia. Es una breve mirada a su extraordinaria y siempre sorprendente beldad y origen. Sus habitantes, seguimos trabajando bajo el paradigma de seres humanos siempre en desarrollo, en el ejercicio de los valores del amor a nosotros y a nuestros semejantes sin importar diferencias  de cualquier tipo.   


Leticia Garriga ©

Imágenes de la red.